jueves, 3 de enero de 2008

Final segunda temporada, del Internado

El Internado a llegado a su "season finale" y creo que ha defraudado un poco, un capítulo lento, sin ritmo, dónde las cosas que nos desvelaban no lo hacían de manera sorprendente, lo mejor del capítulo es que pudimos verle la cara a los padres de Paula y Marcos, y además descubrimos que Irene Espí es la madre, y posee un tatuaje en forma de trival cuadrado que coincide con un grabado de una de las puertas de los pasadizos de la cueva tras la chimenea.

Paula y su amiguita siguen hasta la chimenea a Papa Nuel ( o al que estaba disfrazado del mismo), y decide (Paula) seguirle para entregarle la carta y que así le traigan a sus padres ( en este momento supe que sus padres volverían).

Marcos va tras ella para sacarla y el hombre del disfraz le golpea, dejándolo inconsciente, más tarde averiguaremos ( solo los espectadores) que se trata de Camilo, aunque los chavales creen que ha sido el director Héctor, que fue el último en disfrazarse.

Me encantó al casi momento de Iván cogiendo la escopeta y animando a sus amigos a ir a por ellos, apuntaba buenas maneras pero ahí quedó todo, pues los que se habían ido de vacaciones volvieron porque el autobús había tenido un choque ( con conductor empalado incluido) y así se fustra al ataque de Iván, el cual todavía no sabe que es hijo de María ( que rabia!), aunque poco falta ya, pues está mostrando signos de afecto hacía ella.

Héctor se entera de que Elsa le ha estado engañando y, como ya no va a tener los hijos a causa del aborto por el golpe con el gnomo, decide contarle que está enamorado de otra, y sale en busca de María, la cual se encuentra besando a Fermín, o Carlos, que descubrimos su pasado criminal y que su ex-novia está en prisión por su culpa. Fermín sale al bosque a entregar los cuadros robados y cae en un agujero ( creo que comunica con los pasadizos de la cueva), quedándose inconsciente en el suelo. Lo cual provoca el enfado de su contacto y la posterior amenaza a su amada María.

Pero lo mejor (dentro de lo soso que ha sido el episodio) llega al final, cuándo el topo (Camilo) se adentra en la cueva, abre la puerta con el grabado trival cuadrado, y aparece la madre de Marcos y Paula amamantando a un bebé, abriéndonos más dudas al puro estilo Lost, ¿de quién es el bebé? ? Porqué eligen a las niñas superdotadas del Internado para este tipo de tareas? ¿Porque está ahí retenida Irene Espí?, porque queda claro que ella ni sabe que es Navidad, está como atontada.


Ya solo nos queda esperar otra temporada para saber más sobre la serie, aunque creo que seguirán la senda de Perdidos y nos darán un giro tan importante que otra gran duda hará que nos olvidemos de las de antes.

Si quieres una segunda opinión, o ampliar la critica mira en La camiseta Verde.

2 comentarios:

LCV 3 de enero de 2008, 19:42  

Me pregunto porque todos los episodios son "lentos" y "sin ritmo" para ti... mientras que para mí son todo lo contrario...

Lost por ejemplo tiene episodios infinitamente más lentos que el de ayer, y no por ello menos sublimes.

O Los Soprano, gran serie, pero donde la calidad de sus guiones no se tiene porque basar en la acción de los mismos.

El episodio de ayer fue correcto, con un final apoteósico-cliffhanger con mucho más ritmo que cualquier momento de la temporada.

Hubo miedo, emociones, tensión, se descubrieron y abrieron engimas. ¿Qué querías más?

Sunne 3 de enero de 2008, 20:44  

Pues algo más, algo que digas, capitulazo, fué un buen capítulo pero nada digno de un final de temporada, eso a mitad de temporada esta bien, pero al final me espero algo mejor, o lo mismo pero explicado de diferente manera. Aunque defiendo a capa y espada la serie.

  © Blogger template 'Perfection' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP